Vicente Viadel

Sus manos, su experiencia, su dedicación, han rehabilitado sillas hasta dejarlas parecer extraordinarias y dado vida a las tablas sobre las que disfrutarán nuestros comensales.